Catequesis - Diócesis de Alajuela

Costa Rica
Vaya al Contenido

Catequesis

De todo un poco > Decretos
734/18
 
Alajuela, 4 de noviembre 2018
 
 
 +Mons. Bartolomé Buigues Oller, TC
 Obispo Diocesano de Alajuela
 
 
CONSIDERANDO QUE:
 1. “En las diócesis del país, se está caminando hacia la asunción del paradigma de la iniciación cristiana como modelo de los propios procesos de catequesis. Las diócesis han venido procurando acoger de manera progresiva la iniciación cristiana en sus respectivos planes pastorales, como desafío y una respuesta a las orientaciones del magisterio contemporáneo” (cfr. Orientaciones Nacionales para la catequesis en Costa Rica 148).

En Aparecida, incluso, se propuso “que el proceso catequístico formativo adoptado por la Iglesia para la iniciación cristiana sea asumido en todo el Continente como una manera ordinaria e indispensable de introducir en la vida cristiana, y como la catequesis básica y fundamental” (DAp 294).

2. “Se entiende como iniciación a la vida cristiana el proceso por el cual una persona es introducida en el misterio de Jesucristo y en la vida de la Iglesia a través de la Palabra de Dios y de la mediación sacramental y litúrgica, que va acompañando el cambio de actitudes fundamentales de ser y existir con los demás y con el mundo, en una nueva identidad como persona cristiana que testimonia el evangelio inserta en una comunidad eclesial viva y testimonial”. (CELAM, La alegría de iniciar discípulos misioneros en el cambio de época 43).
 
3. En nuestra Diócesis, las diversas experiencias de reflexión sobre el Proceso Evangelizador y sus etapas; particularmente sobre la catequesis desde el paradigma de la iniciación cristiana y la catequesis con adultos llevó a que en la Asamblea Pastoral realizada entre el 2011-2013 se aprobara como objetivo para la catequesis diocesana:   
 
Desarrollar en todos los niveles de nuestra Iglesia procesos catequéticos según la lógica de la iniciación cristiana, en sintonía con el Caminar Diocesano y con los retos, necesidades y desafíos de nuestro contexto socio-cultural, para que de manera articulada y coherente se ofrezca a quienes desean convertirse y todos a los fieles de todas las edades, procesos de acompañamiento que les permita ser, crecer y actuar en comunidad como auténticos discípulos-misioneros de Jesucristo.
 
Debido a esto, y según los proyectos aprobados, los catequistas formadores y catequistas coordinadores han venido estudiando las Orientaciones Nacionales para la catequesis en Costa Rica y reflexionando sobre la naturaleza, finalidad y tareas de la catequesis conforme al paradigma de la Iniciación cristiana.

4. Como parte de este proceso renovador, en todas las otras diócesis de nuestra Provincia Eclesiástica, la celebración de los sacramentos de la iniciación cristiana, particularmente la confirmación y la primera comunión; se realiza durante el tiempo pascual. Y, la primera reconciliación de los niños se realiza durante la Cuaresma. Se abandona así, el ritmo escolar, y se sintoniza más con el Año litúrgico.
 
También algunas parroquias, de nuestra diócesis, ya han dado han dado este paso.
 
 
POR TANTO:
Decreto que a partir del 2019 todas las demás parroquias de nuestra Diócesis:

1. Programen los procesos catequéticos de la Iniciación cristiana infantil (I-V nivel) y juvenil (VI-Confirmación) de manera tal que la celebración de la primera reconciliación de los niños del segundo nivel se realice durante el tiempo de Cuaresma. Las primeras comuniones se celebren durante el tiempo pascual. Y la celebración del sacramento de la confirmación se realice en torno al acontecimiento de Pentecostés.

Encontraran una guía para esta programación en los instrumentos propuestos por la Comisión Diocesana de Catequesis, que cada parroquia ha de adaptar debido a las situaciones propias, como las fiestas patronales parroquiales y de las diaconías.  

2. Que los presbíteros y las Comisiones Parroquiales informen y formen a las comunidades, padres de familia, catequizandos y sobre todo a los catequistas, que este es solo un elemento de todo el esfuerzo por asumir en los procesos catequéticos conforme al paradigma de la iniciación cristiana que la Iglesia en todas partes se esfuerza por retomar.

3. Recordarles e insistir que se debe ofrecer todo el proceso catequético de la Iniciación cristiana infantil (I-V nivel) y juvenil (VI-Confirmación), y no solo parcialmente. Es necesario realizar esfuerzos para que cada grupo pueda concluir estos procesos ofreciéndoles el debido acompañamiento, evítese el abandonar estos grupos por abrir nuevos en niveles inferiores.
 
4. Que los presbíteros, comisiones parroquiales y equipos parroquiales de formación cuiden con suma atención la formación de los catequistas para que comprendan y desarrollen adecuadamente el paradigma de la Iniciación para la vida cristiana.  

5. Que los presbíteros y las Comisiones Parroquiales informen y orienten a los centros educativos que han sido autorizados para ofrecer procesos catequéticos de la Iniciación cristiana infantil (I-V nivel) y juvenil (VI-Confirmación) sobre esta determinación.

Dada en la Sede Episcopal de Alajuela a los cuatro días del mes de diciembre, A. D. dos mil dieciocho.
 
+Mons. Bartolomé Buigues Oller, TC
Obispo Diocesano

  
Pbro. Lic. Sixto Eduardo Varela Santamaría
Canciller
 

cc. Archivo de Curia
Regreso al contenido