Santa Misa según la forma extraordinaria del Rito Romano - Diócesis de Alajuela

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Santa Misa según la forma extraordinaria del Rito Romano

De todo un poco > Comunicados
 
San Joaquín de Flores, 16 de mayo del 2018
 
 
Sobre la celebración de la Santa Misa
según la forma extraordinaria del Rito Romano

El 7 de julio de 2007 el Papa Benedicto XVI promulgó el Motu Proprio Summorum Pontificum, con el cual dejaba claro que “es lícito celebrar el Sacrificio de la Misa según la edición típica del Misal Romano promulgado por el beato Juan XXIII en 1962, que nunca se ha abrogado, como forma extraordinaria de la Liturgia de la Iglesia.”[i] En el mismo documento se establece que cualquier sacerdote de rito latino puede celebrar la Misa sin pueblo en esta forma sin necesidad de pedir permiso alguno.[ii] Además, a la celebración de esa Misa pueden ser admitidos los fieles que lo pidan voluntariamente y cuando un grupo establecido de fieles solicite al párroco la celebración de la Misa según esta forma, este debe acoger de buen grado su solicitud, respondiendo a esta necesidad pastoral, bajo la guía del obispo, evitando la discordia y favoreciendo la unidad.[iii]

No obstante, tanto el Motu Proprio como la instrucción Universae Ecclesiae de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, son claros en que los sacerdote que celebren la Santa Misa deben ser idóneos y no tener ningún impedimento jurídico[iv], y los fieles que asisten “no deben sostener o pertenecer de ninguna manera a grupos que se manifiesten contrarios a la validez o legitimidad de la santa misa o de los sacramentos celebrados en la forma ordinaria o al Romano Pontífice como Pastor supremo de la Iglesia universal.”[v]

En el 2012 un grupo de fieles inspirado en las enseñanzas de Benedicto XVI y con clara comprensión de la comunión eclesial, me solicitó a mi como cura párroco de San Joaquín de Flores, en Heredia, Diocesis de Alajuela, la celebración de la Santa Misa en la forma extraordinaria con un sacerdote de la Fraternidad Sacerdotal San Pedro, a quienes el capítulo de Una Voce se ofreció para servir en el acolitado, así como en otros detalles de la celebración. La misa se realizó atendiendo la necesidad pastoral. Sin embargo, con el pasar del tiempo varios fieles notaron que los dirigentes del capítulo de Una Voce Costa Rica, miembro de la Federación Internacional Una Voce (asociación privada e internacional de fieles aprobada por la Santa Sede), empezaron a promover ideas contrarias a la validez de la Misa en la forma ordinaria, a la legitimidad del Concilio Vaticano II, e incluso ideas contrarias al Sumo Pontífice, como puede constatarse en diversas publicaciones realizadas en sus redes sociales. No conformes con ello, Una Voce Costa Rica ha invitado sucesivamente a sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X a celebrar Misas en el país, sin el consentimiento del ordinario del lugar, y se han refugiado con un sacerdote que celebra la Misa en su casa de habitación en la Arquidiócesis de San José, la cual han transformado en capilla, hasta donde conocemos, sin la autorización del Señor Arzobispo y desde donde se promueven ideas contrarias a la validez de la Misa en la forma ordinaria.

La Fraternidad Sacerdotal San Pío X no está en plena comunión con la Sede Apostólica. En los seguidores del movimiento iniciado por el Arzobispo francés Marcel Lefevbre, quien incurrió en cisma al consagrar cuatro obispos sin la autorización de Roma, “la fidelidad al Misal antiguo llegó a ser un signo distintivo externo; pero las razones de la ruptura que de aquí nacía se encontraban más en profundidad.”[vi] Sus misas son válidas, pero ilícitas hasta que no se llegue a la reconciliación plena entre la Fraternidad y la Santa Sede. "Para precisarlo una vez más: hasta que las cuestiones relativas a la doctrina no se aclaren, la Hermandad no tiene ningún estado canónico en la Iglesia, y sus ministros, no obstante hayan sido liberados de la sanción eclesiástica, no ejercen legítimamente ministerio alguno en la Iglesia".[vii] Lo mismo dijo el Cardenal Raymond Leo Burke en julio de 2017 durante la Sacred Liturgy Conference: “la Sociedad Sacerdotal San Pío X está en cisma desde que el fallecido Arzobispo Marcel Lefebvre ordenó a cuatro obispos sin mandato del Romano Pontífice (…) y por eso no es legítimo asistir a Misa o recibir los sacramentos en una iglesia que esté bajo la dirección de la Sociedad Sacerdotal San Pío X”.[viii]

La decisión del Papa Francisco de declarar válidas y lícitas las confesiones con sacerdotes lefevbristas durante el Jubileo Extraordinario de la Misericordia y hacerlo extensivo al concluir el Año Santo, responde a un deseo del Santo Padre de acercarse más a la Fraternidad en búsqueda de la plena comunión. No obstante, esto no implica ninguna regulación canónica de la Fraternidad. La asistencia de los fieles católicos a las Misas organizadas por Una Voce Costa Rica, resulta peligrosa para las almas de estos fieles, no por la celebración del Santo Sacrificio, pero sí por los errores que pueden ser predicados en dichas celebraciones litúrgicas.

Diversos fieles que sienten un amor especial por la celebración de la Santa Misa con este venerable y antiguo misal y provenientes de diversas parroquias, se organizaron para poder seguir teniendo la celebración de la Santa Misa, en esta forma, en plena comunión con la Iglesia, profesando un amor fiel al Papa y, bajo el cuidado pastoral de este Cura Párroco y Canciller de la Curia de Alajuela, han logrado traer varios sacerdotes que celebren esta forma de la Misa de forma periódica en un templo parroquial, con el conocimiento del obispo diocesano y sin ningún impedimento canónico. Para una mejor organización de estas celebraciones litúrgicas se creó la asociación Summorum Pontificum, y desde hace más de año y medio se tienen visitas fijas de sacerdotes del Instituto del Buen Pastor, de derecho diocesano. Estas celebraciones son promovidas desde la red social Facebook en la página Santa Misa en latín en Costa Rica, y en ningún momento se han sostenido posturas contrarias a la validez de la Misa en la forma ordinaria, al Concilio Vaticano II, ni contra el Santo Padre. Invitamos a quienes deseen asistir a la Misa en la forma extraordinaria a acercarse a la parroquia donde se llevan a cabo y a no acudir a misas organizadas por grupos que promueven la confusión y la división en la Iglesia.

Sin más, por el momento:
 
 
Pbro. Lic. Sixto Eduardo Varela Santamaría
Cura Párroco, San Joaquín de Flores
Canciller Curia de Alajuela
 
 

   
[i] Summorum Pontificum, Art. 1
[ii] Cf. Summorum Pontificum, Art. 2.
[iii] Cf. Summorum Pontificum, Art. 4 y 5
[iv] Cf. Summorum Pontificum, Art. 5 § 4.
[v] Instrucción Universae Ecclesiae sobre la aplicación del Motu Proprio Summorum Pontificum, 19
[vi] Carta del Papa Benedicto XVI a los obispos, que acompaña el Motu Proprio Summorum Pontificum.
[vii] Benedicto XVI. Carta a los obispos de la Iglesia Católica sobre la remisión de la excomunión de los cuatro obispos consagrados por el Arzobispo Lefebvre
[viii] “ACI : Cardenal Burke: Lefebvristas están en cisma con la Iglesia Católica”, Aciprensa, 20 de octubre 2017. https://www.aciprensa.com/noticias/cardenal-burke-lefebvristas-estan-en-cisma-con-la-iglesia-15315
 
Derechos Reservados 2016 Departamento Comunicaciones
Regreso al contenido | Regreso al menu principal